Realmente tenía que haber empezado por aquí a hacer los tutoriales y no con el tutorial de reducidas que colgué el otro día, pero nunca es tarde si la dicha es buena.

Doy por hecho que todo el mundo sabe hacer una quiniela simple ya que no tenemos más que marcar 15 casillas y pagar al señor lotero, pero si disponemos de un poquito más de dinero y ganas de que la diosa estadística sea más benévola con nosotros podemos optar por apuestas múltiples en modo directo, tranquilos que es más aparatoso el nombre que la propia quiniela.

Hasta los menos iniciados conocerán aquello de los dobles y triples en las quinielas, que no es más que la posibilidad de marcar 2 o 3 signos en un mismo partido en lugar de uno sólo como en las quinielas sencillas. Si antes al rellenar una columna con 15 signos estabamos realizado una apuesta, ahora si por ejemplo en un partido ponemos un doble estaremos jugando dos apuestas, si ponemos dos dobles estaremos jugando 4 apuestas, si ponemos un triple y un doble serían 6 apuestas, y así podemos seguir hasta complicarlo todo lo que queramos y nuestro bolsillo lo permita.

Estamos hablando de un método directo, sin reducciones ni condicionantes, por lo que si tenemos 7 triples en nuestra quiniela sabemos de antemano con total y absoluta seguridad de que empezamos la quiniela con 7 aciertos, algo que en el caso de reducidas y condicionadas no podemos asegurar (ver la sección de tutoriales). Hasta aquí todo parece bonito, cuantos más dobles/triples pongamos más probabilidades de hacernos ricos, correcto. Sólo hay una pega, cada apuesta cuesta 0.50€, y por poner un ejemplo si jugamos una quiniela con 3 triples y 3 dobles -algo que puede parecer no excesivamente exagerado- estaremos jugando 216 apuestas (108€), por lo que queda a la elección del bolsillo de cada uno el decidir cuántos dobles y triples puede permitirse.

En la parte trasera del boleto de la quiniela tenemos una tabla que refleja dos cosas. Por una parte el número de apuestas que estaríamos realizando con una serie de combinaciones de uso bastante frecuente. Por ejemplo podemos observar que 4 dobles y 2 triples suponen 144 apuestas, por lo que sabemos rápidamente que esa quiniela nos costaría 144*0.50 = 72 €. Por otra parte es un buen sitio donde mirar en caso de éxito cuántas categorías de premios vamos a cobrar. Recordemos que si estamos jugando quinielas múltiples puede darse el caso de que cobremos por más de una apuesta, y si nuestra quiniela tiene varios dobles/triples eso es algo más que probable. Ejemplo: hemos hecho una quiniela con un doble y un triple -baratita, 3 euros- y tenemos la grandísima suerte de acertar los 15 resultados. En este caso no sólo cobraríamos el pleno al quince, sino que nos iríamos a la tabla y veríamos que además cobraremos un premio de 14, tres premios de 13 y dos premios de 12. Es lo que tiene estar jugando varias apuestas en una misma quiniela.

Y por lo demás este tipo de quiniela no tiene mayor complicación, aún asi os digo lo de siempre, cualquier tipo de duda podeis dejarla en un mensaje en esta misma entrada y estaré encantado de resolverla con la mayor brevedad posible. Os dejo una imagen de la tabla de combinaciones de la que os acabo de hablar.