PARTE I: CONCEPTOS

Voy a intentar explicar cuál es el funcionamiento de las quinielas reducidas, algo que no todo el mundo conoce y que en algún caso considero que son bastante rentables.

En primer lugar hay que decir que las quinielas se pagan en función del número de apuestas que se hacen. Una columna de lo más sencilla en la que tachemos un sólo símbolo por partido constituye una apuesta, y hoy por hoy la apuesta se paga a 50 céntimos de euro. Si rellenamos 10 columnas como esta habremos hecho 10 apuestas, y por lo tanto pagaremos 5 euros.

Ahora bien, existe la posibilidad de tachar 2 o 3 símbolos por partido, lo que constituye los famosos dobles y triples que por supuesto otorgan muchas más posibilidades de acertar, pero que aumentan mucho el coste de la quiniela.

Para solucionar este sobrecoste disponemos de las quinielas reducidas, digamos que es un paso intermedio entre hacer una columna sencilla a hacerla con varios dobles y/o triples. Supongamos que rellenamos una columna en la que los 2 primeros resultados los hacemos dobles:

1.- 1X
2.- X2
3.- 1
4.- X
5.- 1
6.- 2
7.- ….
15.- 2

Esto significa que en realidad estamos jugando 4 apuestas distintas, que son las siguientes:

1.- 1
2.- X
3.- 1
4.- X
5.- 1
6.- 2
7.- …
15.- 2

1.- 1
2.- 2
3.- 1
4.- X
5.- 1
6.- 2
7.- …
15.- 2

1.- X
2.- X
3.- 1
4.- X
5.- 1
6.- 2
7.- …
15.- 2

1.- X
2.- 2
3.- 1
4.- X
5.- 1
6.- 2
7.- …
15.- 2

Lo cual nos llevaría a una quiniela de 4 apuestas y por lo tanto 4*0.5 = 2 euros de coste.
Lo que hacemos con las quinielas reducidas es eliminar combinaciones y jugar realmente sólo un subconjunto de ellas, en el ejemplo anterior sería un subconjunto de esas 4 apuestas por lo que el importe a pagar también se reduce considerablemente.

Para jugar este tipo de quinielas necesitamos un boleto especial que podemos pedir en la misma administración, y que tiene el siguiente aspecto:

En este boleto están especificados los 6 tipos de reducciones autorizadas que pueden hacerse, y que son:

Primera: 4 triples - 9 apuestas
Segunda: 7 dobles - 16 apuestas
Tercera: 3 dobles y 3 triples - 24 apuestas
Cuarta: 2 triples y 6 dobles - 64 apuestas
Quinta: 8 triples - 81 apuestas
Sexta: 11 dobles - 132 apuestas

Hacer una quiniela normal con 4 triples supondría 81 apuestas, lo que se traduce en 40.5 euros. Sin embargo con las quinielas reducidas podríamos hacer una quiniela con 4 triples por los 4.5 euros que cuestan 9 apuestas.

He oído a gente hablar sobre la existencia de unas reducciones especiales de hasta 13 triples y cosas aún más raras. La verdad es que desconozco ese dato y hasta donde yo sé las reducciones autorizadas son las que os acabo de comentar, pero si tengo alguna noticia al respecto o descubro algo lo escribiré aquí para haceroslo llegar. Sigamos.

Evidentemente con el método normal te aseguras que ya tienes 4 aciertos fijos, y con el método reducido esos 4 resultados tienen que estar dentro de las 9 apuestas a las que juegas (y que están especificadas en el propio boleto de quinielas reducidas que vemos en la imagen), pero creo que la reducción tan drástica de precio es algo que lo hace merecer la pena. Además puede que no te entren los 4 resultados, pero si 2 o 3 por ejemplo.

Personalmente creo que la Segunda reducción de 7 dobles es la forma más rentable de hacer una quinielas de este tipo, ya que por 8 euros tienes bastantes posibilidades de al menos recuperarlos con 10 u 11 aciertos, y así poder invertirlos en la siguiente semana hasta que demos con el ansiado pleno al 15 y retiro de por vida. También cabe decir que cuando, por ejemplo, haces una reducida de 7 dobles estás jugando 16 apuestas, por lo que en el caso de tener 11 aciertos no sería excesivamente raro cobrar tres o cuatro columnas con 10 aciertos y otras dos o tres con 11, por lo que enseguida se cubre la inversión de los 8 euros.

PARTE II: REVISANDO LOS RESULTADOS

Hace poco os hablé del concepto de quiniela reducida. Qué es, cómo se rellena y qué diferencias tiene con una quiniela simple normal y corriente. Esta vez os voy a hablar de cómo podemos comprobar cuántos aciertos hemos tenido, algo que parece trivial pero que en realidad con este tipo de quinielas no lo es. No es que sea algo complicadísimo de entender, pero tampoco se trata de una cosa evidente a simple vista, comencemos…

En primer lugar debemos recordar que este tipo de quinielas disponen de un boleto especial. Este boleto tiene en su parte frontal la tabla oficial de las reducciones primera,segunda y tercera, y por la parte de detrás las tablas oficiales de las reducciones cuarta, quinta y sexta.
Tabla quinielas reducidas
Estas tablas simplemente contienen el subconjunto de combinaciones que serán válidas en nuestra quiniela reducida, y que son las que realmente jugamos. Por ejemplo, en el caso de la reducción primera estamos jugando 4 triples, los cuales formarían 81 apuestas (3^4) si no fuera una quiniela reducida. Como en nuestro caso es reducida, estamos jugando sólo 9 de esas 81 apuestas, y precisamente esas 9 combinaciones son las que aparecen en la tabla de la primera reducción. (son estas 9 y no otras porque son las que ha fijado “Loterías y apuestas del estado”).

Si ahora nos fijamos con más detalle en la tabla de la reducción primera veremos que está compuesta de 4 filas y 9 columnas. Cada una de esas columnas es una de las 9 apuestas que estamos realizando, y cada fila se corresponde con los 4 partidos que hemos marcado en este caso con un triple, siempre en el orden en el que aparezcan en la quiniela que hemos rellenado. Por lo tanto, a pesar de tener triples en nuestra quiniela reducida, deberemos mirar en esta tabla cuántos de los resultados finales de los partidos están incluidos en esas combinaciones, pudiendo ser desde todos hasta ninguno. Los otros 11 resultados se tratan de manera normal, ya que son signos simples que no están reducidos. Si los acertamos contarán como un acierto más, y si no…no, así de simple.

Las reducciones que están formadas por dobles tienen un comportamiento prácticamente igual, salvo por una excepción. Fijaos por ejemplo en la reducción segunda, la cual consta de 7 dobles. ¿No os salta algo a la vista? ¿Nada extraño? Efectivamente, sólo hay 1’s y X’s. Aquí lo que se hace es lo siguiente:

  • Si hemos marcado 1X en la quiniela, éstos se corresponden también con 1X en la tabla, nada cambia.
  • Si hemos marcado 12 en la quiniela, el 1 se corresponde con el 1 de la tabla y el 2 con la X de la tabla.
  • Si hemos marcado X2 en la quiniela, la X se corresponde con el 1 de la tabla y el 2 con la X de la tabla.
  • Puede parecer un lío de tres pares de narices, pero en cuanto te pones con calma 5 minutos se entiende todo perfectamente.
    Hay que decir que en el caso de las reducciones que dispongan tanto de dobles como de triples (como la tercera reducción), el primer bloque de símbolos se corresponden con los dobles y el segundo bloque de símbolos -después de la línea separatoria- con los triples. Digo lo de la linea separatoria porque actualmente los boletos son así, el de la imagen viene especificado explícitamente, no se por qué lo habrán cambiado si antes se veía más claro…

    Con todas estas indicaciones podréis hacer un seguimiento de los aciertos que vais teniendo a medida que van terminando partidos, y así estar informados hasta el último detalle en cada momento del fin de semana de cómo marcha vuestra quiniela. Ahora bien, si por lo que sea no lo habéis seguido y os encontrais con que son las 11 de la noche del Domingo y simplemente queréis saber cuánto habéis acertado tenéis la posibilidad de entrar en esta web y simplemente poner vuestra quiniela. El sistema hará el resto por vosotros.

    Espero que haya quedado todo claro, pero si hay algún tipo de duda preguntadlo aquí mismo e intentaré responder con la mayor brevedad posible.